En qué consiste la producción audiovisual

La producción audiovisual es el conjunto de tareas desarrolladas de manera coordinada por diferentes profesionales cuya meta es la elaboración de productos audiovisuales (vídeos) de todo tipo, desde películas o series de televisión a documentales, cortometrajes, vídeos corporativos, anuncios de publicidad, vídeo – clips musicales, etcétera.

Básicamente, la producción audiovisual es una labor de organización, coordinación y estrategia. En ella participan profesionales de muy diferentes perfiles (cámaras, guionistas, fotógrafos, productores, directores de arte, publicistas, creativos, ayudantes…) y todos ellos deben unir sus conocimientos, talento y experiencia de manera coordinada y colaborativa para que, lo que en un principio es tan sólo una idea, acabe por transformarse en un producto audiovisual de gran calidad que responda a las necesidades y demandas del cliente.

La producción audiovisual requiere de grandes esfuerzos y recursos, tanto económicos como humanos. Un spot de televisión de apenas veinte segundos de duración esconde tras de sí meses de intenso trabajo que se desarrolla a lo largo de tres fases:

  1. Fase de pre – producción, tanto o más importante que el resto de fases pues en este momento se sentarán las bases del proyecto y se concretarán el presupuesto, los medios que se van a utilizar, los profesionales que van a participar, las localizaciones que se emplearán, etcétera.
  2. Fase de producción. Es la eta de rodaje en sí misma, la fase en la que se pondrán en práctica todas las decisiones tomadas en la fase de pre – producción.
  3. Fase de post – producción. En esta fase, el director y el realizador tienen un papel esencial ya que ellos decidirán qué material grabado será utilizado en el montaje final, además de hacerse este montaje y las tareas de edición necesarias para lograr el producto audiovisual deseado, lo que incluye la inserción de títulos, subtítulos, música, doblaje, etcétera.