Fotos profesionales de caras: Retratos en detalle

Los retratos profesionales son uno de los estilos más demandados, tal vez porque no suelen ser frecuentes en nuestras fotografías junto a amigos y familiares. El mayor atractivo reside en que los fotógrafos profesionales consiguen que la imagen atrape parte de la personalidad de la persona retratada. Para ello se fijan en detalles de los que extraer la máxima emoción. Con este objetivo en las fotos profesionales de caras se juega con distintos elementos.
La perspectiva es uno de ellos, gracias al cual se logra una fluidez diferente en cada imagen. Las composiciones cambian según la perspectiva creando tensiones y movimientos en torno a un rostro. Lo mismo ocurre con la mirada, probablemente la parte más potente del rostro humano.

En los retratos profesionales se emplea el contacto visual con distintas intenciones, además del contacto directo mirando al objetivo, también son muy habituales las miradas que se dirigen hacia algún elemento fuera del plano o las que miran hacia algún detalle dentro de él. De este modo se consiguen sensaciones completamente diferentes. Gracias a otro elemento como es la iluminación se consiguen expresiones en el rostro para sumar dramatismo y personalidad a la imagen. A través de la luz se obtienen diversos efectos con infinitas posibilidades de crear matices y ambientes para el sujeto.

Sin embargo lo más importante es la confianza y complicidad entre fotógrafo y retratado para que este último, de manera inconsciente, exponga su mejor rostro.

Un abrazo.