Llámanos: 91 752 82 13 / 692 66 52 32‎
PRODUCTORA AUDIOVISUAL

GRABACIÓN DE VIDEOS CORPORATIVOS EN MADRID

Vídeo corporativo: Mejorar la imagen de la empresa

Si tienes planes de realizar un vídeo corporativo, pero no sabes por dónde comenzar, a qué productora audiovisual contratar o qué tipo de asesoría buscar, hemos preparado para ti toda la información que necesitas para mejorar la imagen de tu empresa con un material audiovisual de calidad. Como productora de vídeos corporativos en Madrid contamos con una amplia trayectoria de experiencia y herramientas estratégicas que darán como resultado un proyecto exitoso. ¿Preparado?.

¿Qué son los vídeos corporativos?

Como su nombre lo indica, los vídeos corporativos están enfocados en resaltar la imagen corporativa de una empresa o proyecto de esa índole, por lo que planea evidenciar las capacidades, habilidades o servicios que se tengan disponibles para ofrecer. La realización de vídeos corporativos no pretende ser una especie de carta de presentación, sino un empujón que mostrar ante las audiencias con otra visión, una más empresarial y sofisticada. Esto se traducirá notablemente en un mejoramiento de la imagen visual.

¿Para qué sirven los vídeos corporativos?

Aunque la imagen corporativa es un elemento necesario e importante para cualquier empresa, como productora de vídeos corporativos para empresas debemos informarte que tal servicio puede ir mucho más allá para garantizar mejores resultados.
  • Proyectar y comunicar una información: Sea que se trate de un evento, un anuncio interno, una celebración, una promoción de servicios o la difusión de un nuevo proyecto, el vídeo corporativo es una de las mejores opciones para lograr ese objetivo con profesionalismo.
Recuerda que tal material audiovisual irá acompañado de imágenes y música en algunos casos, así como el logo o paquete gráfico de la empresa. Todo ello dará una visión empresarialcon sentido de pertenencia.
  • Mejorar el posicionamiento: Por tratarse de un vídeo completamente corporativo, es decir, donde únicamente la empresa o proyecto será el epicentro o protagonista, el material audiovisual abrirá la puerta a ese factor humano con sus capacidades y habilidades, lo que creará empatía entre una audiencia.
Sea que la empresa se proyecte como una plataforma de autoridad en la actividad que efectúa o un ente especialista en determinada función, el vídeo corporativo mejorará la imagen o la potenciará para alcanzar un mejor posicionamiento.
  • Incrementar el sentido de pertenencia: Si la empresa busca dar pasos más agigantados hacia una conexión más fiable con sus usuarios o clientes potenciales, la personalización y exclusividad será determinante para lograrlo. En ese sentido, crear vídeos corporativos que atiendan a las inquietudes o necesidades será su mejor opción.
No olvides que un vídeo corporativo no se trata de un mini film tedioso y aburrido. Todo lo contrario, con imágenes bien pensadas y logradas, elementos de audios y el texto oportuno, se podrá direccionar una conexión directa con las personas. Al final, no solo verán a una empresa, sino también a un aliado.
tarifas de video corporativo madrid
Productora audiovisual Madrid
Grabación vídeos institucionales

¿Qué tipos de vídeos corporativos existen?

Al igual que cada empresa dispone de una esencia u objetivos diferentes, los vídeos corporativos también pueden ajustarse a tales requerimientos a través de diferentes tipos y formatos. Todo ello con la finalidad de mejorar la imagen de la empresa.
  • Vídeo corporativo de reportaje: Es uno de los clásicos cuando se habla de un proyecto audiovisual empresarial, ya que se encarga de visualizar los procesos de la empresa, su visión y hasta de concretar la presentación del equipo humano que la compone.
  • Vídeo corporativo para un anuncio: Con un poco más de precisión y enfoque, esta categoría de vídeo corporativo busca proyectar un mensaje directo sobre la empresa, ya sea el anuncio de un nuevo servicio o producto.
  • Vídeo corporativo didáctico: Es un material audiovisual que se encarga de mostrar de manera didáctica con gráficos o imágenes en movimiento, algo innovador que involucra una nueva información o conocimiento.
  • Vídeo corporativo de entrevista: Otro de los grandes clásicos en la realización de vídeos corporativos es el de tipo entrevista, donde el director, empresario o encargado toma el rol protagonista para exponer una experiencia, necesidades o inquietudes que sean de interés para su audiencia.
  • Vídeo corporativo de actuación o ficción: Es un tipo de vídeo que puede mezclarse con algunas de las opciones ya planteadas, ya que este proyecto busca recrear una actuación por parte de profesionales que simulan ser empleados o integrantes de la empresa.

Ventajas de hacer un vídeo corporativo para empresas

Ante la realización de vídeos corporativos algunas productoras pueden ofrecer diferentes estilos de creación, pero lo más interesante que debes evaluar son las ventajas que lograrás ante tus necesidades.
  • Consumo rápido y fácil: Con un material audiovisual lograrás entrar a través de todos los sentidos de una persona, por eso los vídeos tienen tanto éxito en las plataformas digitales. Pero más allá de eso, también logran consumirse con mayor rapidez y facilidad, a diferencia de una página con solo tenga texto.
  • Efecto de inmediatez: Si la finalidad del vídeo corporativo es comunicar o informar un mensaje interno o externo, realmente no habrá que dudar de la efectividad de inmediatez que logrará su lectura y comprensión cuando se trabaja con profesionales audiovisuales.
  • Reacción e interacción alta: Son dos de los aspectos más discutidos en las redes sociales, pues al parecer la cantidad de interacción y reacción es mucho más importante que cualquier otra cosa. Por esa razón la escogencia de realizar un vídeo corporativo permitirá movilizar y recrear esa llamada a la acción entre la audiencia.
  • Trayectoria social: Difícilmente en la actualidad no exista una persona que no conozca o haya visualizado un vídeo, incluso corporativo. Así que esa trayectoria social en las masas que consumen contenido digital permitirá que los audiovisuales corporativos sean indispensables y requeridos por ellos mismos.

¿Qué debe tener un buen vídeo corporativo?

En caso de no tener las ideas claras de cómo empezar un vídeo corporativo, acá te dejamos algunos elementos que todo material audiovisual para empresas debe tener, sobre todo si busca mejorar su imagen e identidad visual. Cabe destacar que una vez que entregues el proyecto en nuestras manos, podrás contar con una asesoría desde el primer día, así como un seguimiento en toda la producción. Pero sin olvidar estos detalles:
  • Mensaje concreto: Aunque los vídeos corporativos pueden sumarse a cualquier plataforma digital, las redes sociales son el vínculo más usual. Por esa razón el tiempo de duración no es muy extenso, así que el mensaje debe procesarse de la manera más concreta posible.
Todo ello sin afectar la fluidez del contenido principal ni el mensaje en general. En ese sentido y como productora de vídeos corporativos en Madrid, nos encargamos de procesar una planificación de preproducción para no dejar nada a la improvisación.
  • Duración necesaria: Algunos creadores de contenido consideran que lo importante es comunicar sin importar el cómo, pero nada más lejos de la realidad. Ante la conceptualización de un vídeo corporativo es necesario determinar un tiempo de duración que vaya de la mano con la plataforma en la que se difundirá y el mensaje que se comunicará.
Además, es importante considerar que, si deseas lograr un mejor enganche en nuevos usuarios que no te conocen como empresa, lo mejor será exponerle poco pero con calidad. Lo que quiere decir que, el vídeo corporativo no debería durar más de 3 minutos en su extensión más amplia.
  • Desarrollo de una historia: Desde pequeños nos han atraído con la lectura de cuentos infantiles, lo que ha recreado una idealización para prestar atención a las historias, sean reales o no. Por esa razón, un buen vídeo corporativo debe concebirse entre un inicio, desarrollo y un cierre, tal y como si se tratara de una película.
Es lo que actualmente se conoce como storytelling dentro del mundo del marketing y los negocios. Así que al querer un vídeo corporativo que llegue a masas y comunique, planificar una verdadera historia será un elemento clave.
  • Contenido de valor: Muchas empresas desean posicionamiento y prestigio, pero mayormente llega a la cúspide aquel proyecto que realmente ofrece contenido de valor a sus usuarios, lo que se traduce a servicios y atención de calidad según sus necesidades.
Ante dicho requerimiento, el vídeo corporativo no debería exponerse como un simple vídeo más o un material de relleno. Todo lo contrario, lo que se proyecte en este material será determinante para mejorar o mantener el prestigio de la empresa con éxito.
  • Distribución y publicidad: No servirá de nada crear un vídeo corporativo si nadie tendrá acceso a él, en caso de que sea de carácter público como suele suceder. Por ese motivo la distribución y publicidad del material forma parte de una buena estrategia para la realización de vídeos corporativos.
Ciertamente los vídeos son un material versátil y gracias a los avances tecnológicos son muchas las plataformas que admiten tal archivo para su distribución, como es el caso de las redes sociales o páginas web. Así que, si deseas mostrarte al mundo sin dejar de mejorar la imagen de tu empresa, la conceptualización de un material audiovisual de la mano de una productora de vídeos corporativos en Madrid espera por ti. Lo mejor de todo es que contamos con un estudio para una atención personalizada y profesional.
Hace unos años, los videos corporativos duraban más de diez minutos, porque solo se veían en las mismas oficinas de las empresas, en ferias, en congresos, o en la propia web (en el caso de que la tuviera). Con el paso de los años este número se ha ido reduciendo. Hoy te explicamos por qué debemos escoger vídeos corporativos de corta duración.
Hace un par de años se decía que los vídeos sobre empresas duraban cinco minutos, ¿esto quiere decir que las personas escuchan atentamente todo lo que sucedía y se decía durante todo el vídeo? Probablemente no. Conseguir que alguien no pierda la atención es muy complicado, sobre todo en este tipo de vídeos que suelen tener un carácter promocional descarado.

¿Cuál es el promedio óptimo de duración de un vídeo corporativo?

Actualmente existe un rango óptimo donde deberíamos situarnos a la hora de planificar un vídeo, entre los 60 y 120 segundos. ¿Por qué? Lo ideal es que el espectador no se canse de verlo, pero sin quedarnos cortos de tiempo o de información.

Tengamos en mente la premisa de menos es más

Nos llegan impactos visuales por todos los lados, gracias a el móvil tenemos a tan sólo un “click” el reproducir un vídeo, pararlo, pasar a otro… A veces nos aparecen sin querer. Incluso hemos llegado al punto en el que hacemos varias cosas a la vez, como hablar con alguien mientras navegamos o vemos vídeos…
Por qué debemos escoger vídeos corporativos de corta duración: Conecta con tu público
El caso es que acabamos abrumados de tanta información, necesitamos mensajes claros y sencillos desde el primer segundo, vídeos que conecten con nosotros, entendiendo y dando solución a nuestros  problemas. Nos atrae el contenido de calidad, el que te atrapa y no te suelta. Tenemos que fijarnos este objetivo a la hora de planificar qué queremos decir de nuestra empresa, y cómo lo vamos a enfocar para conectar con nuestra audiencia.
A veces un buen mensaje es la clave del éxito de una campaña. No cierres puertas a tu público planificando un vídeo corporativo de cinco minutos. Más de una persona mira la duración total de una pieza audiovisual antes de darle al play. ¿Por qué debemos escoger vídeos corporativos de corta duración?. Recuerda siempre que el tiempo es muy valioso para todos.

5 razones por las que debemos hacer un vídeo corporativo

¿No os ha pasado alguna vez haber huído de una web con muchísimo texto? Entrar ahora en una página y ver que no hay ni una fotografía es impensable. El vídeo es una herramienta fundamental, sobre todo para las empresas, que a nivel corporativo están explotando cada vez más este tipo de contenidos. Hoy os contamos cinco razones por las que debemos hacer un vídeo corporativo.
Cuando pensamos en vídeos sobre empresas nos viene la misma idea: una especie de entrevista al director de una empresa que nos cuente de qué trata, alguna imagen de sus empleados… y poco más. La realidad es muy distinta, ya que hay muchos tipos de vídeos de empresa. Algunas han apostado por crear canales de youtube en el que hacen partícipes a los clientes de su historia, novedades y proyectos. La creatividad en estos casos es nuestro mejor aliado.
  1. Cuenta tu historia y genera confianza
Lo que más nos interesa es que nuestros clientes conecten con nuestros valores, depositen su confianza en nuestros productos y se hagan fieles a la marca. Todo ello pasa por un proceso: a través de un vídeo en el que conozcan qué personas hay detrás de la empresa y cómo trabajan, añadirás el valor de empresa necesario para obtener esa confianza.
  1. Aporta valor a tu imagen de marca con contenidos útiles
Utiliza todos los recursos posibles para ofrecerles algo a los usuarios que no puedan encontrar en otro sitio. En tus vídeos corporativos, también puedes incluir contenido enriquecido para el usuario. Sólo se trata de planificar bien la idea y el guión.
  1. Haz participes a tus clientes de tus proyectos
Este tipo de contenido audiovisual nos ayudará a transmitir mejor el mensaje que queremos. Una manera de fidelizar a nuestros consumidores es hacerles partícipes de nuestros proyectos: nuevos productos, nuevas instalaciones, nuevas franquicias... Si están contentos con nuestros servicios o productos, se sentirán responsables de que sigamos creciendo y evolucionando, y por tanto, volverán a consumir nuestra marca. Incluso hablarán bien de nosotros y atraerán más conversiones.
  1. Genera tráfico y conversiones
A través del vídeo corporativo, conseguiremos influir sobre las decisiones de los clientes de manera original y con un formato moderno. Además, estaremos trayendo nuevo tráfico a nuestra web, es decir, nuevas personas que nos acaban de conocer y que pueden aumentar las conversiones. Y si el vídeo es de interés, podrán compartirlo en sus redes sociales.
  1. Mejora el posicionamiento web
Cuando tus usuarios permanecen tiempo en una página, tu posicionamiento SEO aumenta, ya que Google considera que el usuario ha accedido a una página que le interesa (y por lo tanto, puede ser interesante para otros usuarios). En el caso de las web, el contenido audiovisual siempre nos ayudará a aumentar el tiempo de permanencia del usuario.
Apostar por el vídeo corporativo es una apuesta segura, ya que nos servirá para multitud de canales, incluso para llevarlo a presentaciones o ferias.

¿Por qué son importantes los vídeos corporativos para las empresas?

En los últimos años, la imagen y el contenido multimedia han ido ganando terreno y posicionándose como factores muy influyentes e importantes dentro del mundo virtual, cada vez más extendido e incluso del mundo empresarial. La creación de vídeos y el desarrollo de pequeños proyectos o trabajos en este sentido no se limita solo a la juventud ni a las redes sociales, pues las empresas y las compañías pueden beneficiarse de ello, y mucho. Así se está haciendo en el mercado internacional, siendo una tendencia a la alza. Lo que empezó siendo un factor diferenciador para algunas marcas y empresas, está convirtiéndose en un elemento imprescindible a la hora de desarrollar estrategias de marketing, dar a conocer un producto o elaborar presentaciones y reuniones de forma interna. Pero, ¿por qué es tan importante el desarrollo y la creación de contenido audiovisual? ¿Qué son los vídeos corporativos y por qué deberían estar presentes en cualquier empresa, incluyendo la mía? Todo ello y mucho más, lo responderemos a continuación.
El primer paso para comprender, no solo el fenómeno del auge del formato vídeo en el mercado empresarial, sino también su importancia y relevancia, es definir qué es el vídeo corporativo exactamente, además de comprender su finalidad o finalidades.

Definición y objetivos del conocido como vídeo corporativo

En primer lugar, y como su nombre nos indica, es un vídeo, una pieza audiovisual, que se dirige al ámbito corporativo o empresarial. El mensaje y la finalidad de dicho vídeo estará relacionada con el carácter de la empresa y algún aspecto referente a ella. La pieza audiovisual en cuestión puede dirigirse a los propios empleados, a los consumidores o a un público objetivo, a otras empresas o a algún cargo concreto de la compañía, es decir, que no se trata únicamente de un vídeo dirigido para hacer publicidad, aunque esta sería una de las categorías o tipologías del vídeo corporativo, pues el spot de televisión es un buen ejemplo, existiendo muchos otros diferentes.
Lo que define un buen vídeo corporativo es la finalidad y el objetivo para el que ha sido creado. Puede ir dirigido al mercado general para incrementar las ventas, como sería en el ejemplo anteriormente citado, pero también puede dirigirse a los empleados para motivarles o darles algún tipo de indicación o formación sobre el trabajo o los conocimientos que exige su puesto laboral. Puede enfocarse en hacer la presentación de un nuevo producto o incluso todo el catálogo, dirigiéndose a proveedores o a distribuidores. Hay tantas opciones y existen tantos tipos de vídeos corporativos como necesidades o tareas a realizar dentro de la empresa.
Como consejo o recomendación, debemos tener en cuenta que el vídeo corporativo es algo que, según sus objetivos y según las razones por las que va a ser elaborado, deberá desarrollar una empresa capacitada y experta en el formato audiovisual, además de en marketing y publicidad, o por lo menos un equipo de empleados formados y profesionales para la tarea de creación y edición del vídeo, pues para una empresa da muy mala imagen el hecho de elaborar un vídeo corporativo poco trabajado, poco cuidado o poco profesional, sea del carácter que sea.
Visto esto, sabemos que el vídeo corporativo es una pieza audiovisual dirigida a los diferentes ámbitos de la empresa, con toda una serie de objetivos posibles que puede seguir. Existe una multitud de alternativas al vídeo, como pueden ser las presentaciones, con o sin imágenes, los documentos clásicos, las conferencias, etc. Pero últimamente está en auge el vídeo por las ventajas que tiene, por el atractivo que consigue y por lo llamativo que resulta, a la vez que efectivo. Cualquier empresa actual y moderna utiliza el vídeo corporativo correctamente, sin abusar de él ni omitirlo por no ser capaz de desarrollarlo o pagarlo.

Entonces, ¿por qué es importante el vídeo corporativo?

La respuesta fácil a esa pregunta es: por todo lo que aporta a la empresa. Pero lo cierto es que es así. El vídeo corporativo es un arma de doble filo para la empresa, pero si se utiliza bien puede ser la espada que lleve a la compañía al éxito y logre la obtención de todos sus objetivos y metas. De hecho, es tan importante el vídeo corporativo que puede llevar a la empresa hasta donde antes no imaginaba que llegaría, pues una de sus ventajas o sus razones a favor es que es tan atractivo este formato e interesante que puede extender los objetivos o las cifras objetivo de la empresa.
El vídeo combina imágenes, vídeos, música y sonidos, además de texto y letras, lo cual le da un aspecto totalmente diferente al que estábamos acostumbrados con los carteles, la publicidad en radio, los documentos o incluso las clásicas presentaciones y reuniones internas en las empresas. Todo ello llevó al vídeo a ser el formato más atractivo y deseado. Y aún hoy sigue teniendo tanta importancia y siendo una ventaja para las empresas. Ocurre igual que con la página web o la presencia en las redes sociales, que si la empresa renuncia a hacer vídeos, se está quedando atrás y puede pasar a no existir. Y si cuenta con la nombrada web o las redes sociales, el vídeo es aún más importante, e incluso diría que imprescindible.
El vídeo es importante porque está introduciendo en la mente del espectador directamente la imagen de la marca, su filosofía y todo su pensamiento, así como su actividad, sus servicios, sus productos, etc. En función del vídeo y de la tarea que quiera lograr o la finalidad que persiga, tendrá unas ventajas u otras, además de ayudar en un ámbito u otro, pero siempre es un factor a favor, cuando se realiza de forma profesional, con un mensaje claro y conciso que no se pierda ni se vuelva confuso con las imágenes y el sonido.
En función de la tipología del vídeo y de a quién vaya dirigido o para qué, tendrá unas características u otras. Por ejemplo, si se trata del spot de televisión que hemos comentado en el ejemplo anterior, será breve y conciso, con un mensaje claro, una corta duración y un atractivo extra. Si es un vídeo interno para los empleados podrá contener un vocabulario más elaborado y específico, pues se les supone a los empleados la formación precisa para entenderlo que no se le supondría a un consumidor o cliente.

El formato del presente y el futuro: el vídeo, también en la empresa

Dentro y fuera de las empresas y el mercado corporativo, los vídeos han estado en auge durante algunos años y se han posicionado como el principal formato de contenido para casi cualquier tarea o cuestión. Se utilizan en las redes sociales, son fuente de entretenimiento, información, publicidad y mucho más. La empresa deberá replantearse su posición, prepararse para los cambios que lleguen al mercado y adaptarse correctamente a ellos. La llegada de los vídeos corporativos y su extendida fama es uno de los hechos al que tendrá que adaptarse sí o sí, pues, aunque pueda suponer un coste extra y un riesgo para la empresa, si ignora el auge del vídeo corporativo y mantiene una estructura o un camino tradicional y renuncia a las novedades del mercado, podrá encontrarse con ciertos problemas. Una empresa que no se adapta a los cambios es una empresa que tiene un futuro muy oscuro en el mercado.
Tal y como hemos empezado comentado, el vídeo corporativo es un elemento que aporta una ventaja competitiva a la empresa, pero se ha vuelto algo imprescindible. Ya casi ni es una opción. Hablamos de una necesidad. Tan importante como la impresora, la máquina de café, los ordenadores y los propios empleados. ¿Se puede levantar una compañía sin empleados o sin ordenadores a día de hoy? Pues sin vídeos corporativos de diferentes tipos tampoco.
Fotografía corporativa profesional

Realización de un vídeo corporativo de calidad a bajo coste

A medida que pasa el tiempo, cada vez son más las empresas, organizaciones e incluso profesionales independientes que deciden de una manera muy acertada realizar algún tipo de vídeo corporativo con el objetivo general de incrementar la visibilidad de su producto o servicio, transmitir su filosofía de empresa, impulsar el negocio atrayendo a nuevos clientes, etcétera. Realmente, el vídeo corporativo, en sus múltiples tipos, se ha convertido en la herramienta de marketing digital más poderosa y eficaz de cuántas existen en la actualidad pues, combinada con internet y los nuevos medios digitales y sociales, permite, precisamente, lograr una gran visibilidad en un tiempo récord.
Sin embargo, muchas pequeñas y medianas empresas, y muchos profesionales independientes, aun siendo conscientes de todas las ventajas que aportan los vídeos corporativos, pues es algo que ven cada día de la mano de sus más directos competidores, finalmente optan por no coger este camino al considerar que se trata de un producto que requiere de una gran inversión. Nada más lejos de la realidad pues, de hecho, en la actualidad es posible realizar un vídeo corporativo de calidad a bajo coste.
El avance tecnológico, por un lado, y el mayor acceso a la educación por otro, han permitido que, a día de hoy, prácticamente cualquier empresa pueda realizar un vídeo corporativo de calidad a bajo coste pues la competencia entre profesionales ha empujado los precios a la baja, al mismo tiempo que también el coste de los equipos y materiales necesarios para su realización se ha hecho mucho más asequible.
Por otro lado, el coste final de un vídeo corporativo (publirreportaje, spot para televisión, de testimonios, vídeo – tutorial, o de cualquier otro tipo) depende de múltiples factores entre los cuales el cliente puede elegir, de tal forma que podrás tener el producto deseado por una cantidad de dinero muy inferior a la que había imaginado en un principio.
La duración del vídeo corporativo será determinante; por cuestiones lógicas, a mayor duración del vídeo, mayor coste.
También las técnicas empleadas son decisivas en el coste final, por ejemplo, los vídeos de animación, además de ser mucho más originales y permitir plasmar ideas mucho más innovadoras y atrevidas, son más baratos que los vídeos con protagonistas y espacios del mundo real ya que evita tiempos y costes de desplazamientos, tampoco, es necesario contratar a actores, etcétera.
Otro factor que incide en el coste del vídeo corporativo es la música empleada: si optamos por música libre de derechos de autor evitaremos el pago de los mismos. El uso o no de una voz en off, si ésta corresponderá a una voz famoso o no, quién realizará el guion, el número de idiomas a los que vamos a doblar el vídeo, inserción o no de subtítulos, etcétera, son otros de los muchos factores que nos pueden permitir realizar un video corporativo de bajo coste, pero manteniendo una alta calidad.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Mensaje

He leído y acepto la Política de Privacidad

Volver a arriba