Promoción de empresa con video corporativo

Tipos de vídeos corporativos

Son múltiples las razones por las que tu empresa debería tener un vídeo corporativo y si no es así, formas parte del 20% de las empresas que aún andan algo obsoletas.

Como en anteriores post anunciamos, el 80% de las empresas ya cuenta con material audiovisual en sus herramientas de comunicación, teniendo como plato fuerte el vídeo corporativo. Está demostrado que las personas prefieren un vídeo explicativo a un documento que leer. El vídeo es más cercano y ameno que un papel con letras, y además, consigue centrar nuestra atención en él. Además, las ideas explicadas se refuerzan en la mente con la ayuda de imágenes que le acompañan.

Pero dependiendo del mensaje que queramos transmitir y de las personas que queremos alcanzar podemos distinguir entre diferentes vídeos corporativos en el mercado:

  1. Screen cast. Se trata de un vídeo que responde a la dudas más frecuentes que nos realizan los clientes. Son pequeñas capturas de pantalla de un vídeo donde se hacen aclaraciones sobre la web, qué se puede encontrar en la página, cómo acceder a un servicio…etc.
  2. Stop Motion. El rey por excelencia de esta modalidad es Tim Burton, ya que todas sus películas de animación están realizadas con este formato. Consiste en simular el movimiento de objetos estáticos mediante imágenes fijas sucesivas.
  3. White Board. Una mano va dibujando todo lo que se está narrando, así el espectador ve cómo se va creando el vídeo. Suelen ser utilizados para describir conceptos complicados de software.
  4. Motion Graphics. Es un vídeo de animación digital que genera movimiento mediante imágenes, fotografías, títulos y colores. Ofrece un estilo diferente a temas que de por sí no suelen ser demasiado amenos, como temas financieros o institucionales.
  5. Vídeos de animación. Estos vídeos hacen referencia a los vídeos de dibujos animados y suelen contar una historia relacionada con tu negocio de forma amena y original, humanizando la marca de tu empresa y a aumentar la confianza en los productos.

Todos estos vídeos suelen tener una finalidad externa, es decir, son producidos para que el público y futuros clientes puedan conocer la empresa. Pero también tenemos que tener en cuenta que pueden ser utilizados como herramienta de formación dentro de la plantilla de empleados, haciendo que sus formaciones sean diferentes y divertidas.

Presupuesto vídeos para empresas

El vídeo corporativo en tu empresa, ¿cuáles son las mejores instalaciones para grabar?

Con un vídeo corporativo lo que se pretende es dar a conocer la empresa en todas sus líneas, tanto de proyecto como las propias instalaciones. Por eso es muy importante que una de las escenas principales sea la misma empresa. Pero debemos plantearnos qué buscamos con el vídeo.

Uno de los temas principales para realizar un vídeo corporativo de una empresa es siempre mostrar sus valores y objetivos, y los medios por los que se quiere obtener. Todo se concentra en el guión que vayamos a producir durante el vídeo pero la escena también obtiene una gran importancia:

– Nuestra empresa es nuestra sede de trabajo y mostrarla tal como es al público es un aspecto valorable y muy bien recibido. Con esta imagen se muestra una empresa de confianza que se muestra tal como es. Si nuestro vídeo se centra en la descripción de la empresa y la actividad que lleva a cabo, es importante que se muestren las instalaciones. Un guión que describa todo este proceso acompañado de una imagen real, refuerza la idea que se está describiendo en la mente del público.

– Por otra parte, si el mensaje que se quiere transmitir es más trascendental, como es la descripción de los valores de la empresa, los objetivos a corto y largo plazo que se quieran transmitir… la escena debe ser un lugar más concreto, como puede ser un despacho o una sala. En el caso de que nuestra empresa no tenga un lugar específico para este cometido, la productora que va a realizar tu vídeo corporativo cuenta con espacios acomodados para grabar las escenas. Este ambiente centra la atención en la persona que está delante de la cámara y el mensaje que se transmite es más directo y personal.

Contar con la profesionalidad de una productora nos ayuda a crear los espacios propicios para crear nuestro vídeo corporativo. Con su experiencia los problemas emergentes que podríamos tener nosotros mismos, son rápidamente solucionados, ya que han  vivido miles de situaciones parecidas. Y lo más importante, ellos sabrán cómo transmitir de la mejor forma la imagen de nuestra empresa al público objetivo.

¿Por qué debo invertir en el vídeo de mi empresa?

Las empresas cada día mejoran sus cartas de presentación frente a la competencia, introducen nuevas herramientas de difusión, conocen las últimas tendencias en tecnología y sobre todo, su vídeo corporativo cada vez es más representativo.

Este es el principal objeto visible de toda empresa y deben poner especial atención para que el contenido sea adecuado, actualizado y sobre todo, llamar la atención. Pero no nos referimos a un vídeo gracioso o que no tenga nada que ver con la empresa. En algunos casos se han utilizado vídeos demasiado extravagantes y el resultado no ha sido el esperado. Un vídeo corporativo debe tener carácter profesional y, como principal objetivo, dar a conocer la empresa a la que representa en el 100% de su personalidad institucional. ¿Y por qué es tan importante el vídeo corporativo?

El vídeo es capaz de resumir todas y cada una de las cosas que hace tu empresa en cinco minutos, destacando todos los puntos fuertes y llamando la atención gracias a la producción del audio, vídeo e imagen.

Además, mientras el resto de competidores utilizan la típica sección para conocerlos con texto y cuatro imágenes, con el vídeo corporativo podrás diferenciarte y hacer que cualquiera que desee saber más de tu empresa pueda hacerlo con un simple clic en un vídeo.

Varios estudios confirman que los vídeos aumentan de media un 25% la conversión de las empresas, por lo que colocando un vídeo corporativo en tu página principal podrías vender un 25% más solo por haber invertido en él.

Además, saber jugar las cartas del vídeo también es un punto importante. Con las palabras clave que utilicemos en los títulos y si tiene un gran número de visualizaciones en Youtube, Google reconocerá el vídeo como información de calidad, y lo posicionará entre los primeros links del buscador.

Otro factor es la producción del vídeo, siendo conscientes de que se necesita un espacio y un material adecuados para mostrar unas imágenes y vídeos de calidad, siendo imprescindible el papel de profesionales en la elaboración del vídeo corporativo.

Por lo tanto, una pequeña pero acertada inversión en el vídeo corporativo de tu empresa hará que el público conozca vuestro espíritu institucional en el tiempo justo y necesario. El desembolso inicial de capital es un gran esfuerzo que no todas las empresas pueden permitirse pero lo importante es que al tiempo, dicha inversión se verá recompensada.

5 opciones para que tu vídeo corporativo sea muy original

Hasta ahora, hemos comprobado que el vídeo corporativo aporta grandes beneficios y diferentes usos a las empresas. Su visualización puede ser de provecho para empleados como sistema de formación y como medio de información para los clientes. De esta manera, el vídeo corporativo puede ser amortizado a corto plazo y facilitar su plan de promoción entre el público que se quiere alcanzar. Pero a veces, el contenido de los vídeos es monótono y no suele ser actualizado con el paso del tiempo. Las personas pierden su interés rápidamente y el vídeo queda relegado a un «rincón» sin sacarle el máximo partido.

Es frecuente que los vídeos se queden anticuados, pero no hay que olvidar que es nuestra carta de presentación y que el mínimo cambio en la empresa debe ser comunicado para información de los interesados. Y si el modo en el que lo comunicamos es diferente y llamativo, nuestro vídeo tendrá una vida más duradera. ¿Cómo podemos conseguirlo?

  1. Como primera opción, debemos partir desde el contenido de la información, siendo actual y conciso. Debe ser un resumen de nuestra filosofía y cultura de empresa, nombrando los puntos fuertes y describiendo brevemente la actividad empresarial. Recuerda que el vídeo es una tarjeta de visita audiovisual y tiene que ser atractiva a primera vista.
  2. Cambia el formato del vídeo. Si tu compañía lo permite y tienes espacio suficiente, ¿por qué no probar tomas con un drone? Las instalaciones de tu empresa tendrán vista de pájaro y el vídeo será distinto a los demás.
  3. Un factor determinante en la producción del vídeo es la experiencia con la que se edite el material. Una música acorde con las imágenes, una ralentización de la imagen en determinadas escenas, una voz en off adecuada a la descripción de la actividad… Todo influye para que el resultado del vídeo sea inmejorable y distinguido.
  4. Tu vídeo corporativo, tu película empresarial. La idea en esta opción es narrar toda tu historia empresarial, política y valores en forma de película. El resultado puede tener una gran aceptación y sobre todo, sacará a más de uno una sonrisa. Este tipo de vídeo no está recomendado a cualquier empresa, pero si tu actividad laboral se puede amoldar, la experiencia será más que positiva.
  5. Las nuevas tecnologías están al alcance de tu mano. Existen numerosos efectos que podemos utilizar en nuestro vídeo tales como Motion Graphics, Stop Motion, White Board… Todos ellos tiene un sinfín de posibilidades y podemos modificarlos cuanto nos plazca. Resultan muy llamativos y el público los recibe con gran expectación

¿Cómo elaborar un buen guión para tu vídeo corporativo?

Un buen diálogo y argumento dentro de tu vídeo corporativo hará que la atención prestada en ese momento se focalice exclusivamente en él. Seguramente hayas visto alguna película en la que después de escuchar un diálogo te has preguntado: «¿Pero qué ha dicho?». Un buen argumento hace despertar la mente de las personas, y además de provocar una conversación en su mente sobre lo que se está diciendo puede aumentar las ganas de querer saber más sobre el tema. Y aquí el guión juega un papel decisivo.

Los autores del libro Made to stick, los hermanos Heath, analizan la supervivencia de algunas ideas y la muerte de otras. Crearon la regla del éxito para las ideas, también llamada la fórmula “success”. Teniendo en cuenta sus consejos tu vídeo corporativo debería contar con:

  • S: Simple
  • U: Unnexpected (inesperado, sorprendente)
  • C: Concreto (sobre personas, no abstracciones)
  • C: Creíble
  • E: Emocional (las emociones se enlazan con la memoria)
  • S: Story ( con una historia que lo sustente)
  • S: Smile (que provoque la sonrisa)

Si consigues que cada frase de tu guión contenga el máximo de elementos mencionados en la lista, acabarás con un buen guión.

Lo ideal es dividir el guión en 5 partes: el problema, la solución, el cómo funciona, el cierre y la imagen de marca. De esta manera, tu guión tendrá una progresión lógica, existe un determinado tiempo para todo lo necesario y explicarás una historia.

La clave es transmitir cercanía y transparencia antes las personas que vean el vídeo. El problema que expongamos debe ser real y nuestro producto puede solucionarlo creando un estado de bienestar a la persona afectada. Todo ello, sumado a un buen guión, producción y toque de personalidad, harán de nuestro vídeo corporativo una imagen representativa de nuestra marca.

¿Cómo debe ser un vídeo corporativo?

Crear un vídeo corporativo no es una tarea cualquiera, debe ser un vídeo perfecto, bien estructurado para transmitir la imagen de la empresa adecuadamente y cualquier fallo en él podría dañarla seriamente. Debemos aprovechar todo el potencial de esta técnica de vídeo marketing para conseguir los mejores resultados. ¿Cómo?

  1. Crea una historia. Puedes basarte en la historia de la empresa: por qué fue creada, por qué los trabajadores están contentos en ella, cómo ayudáis a vuestros clientes, etc.
  2. Estructura el vídeo de manera lógica. Crea un storyboard para planear las escenas del vídeo. Comienza con una presentación que llame la atención con una voz de fondo presentando a la empresa. Posteriormente desarrolla los valores de la misma y acaba con un punto final que deje el mensaje principal de la empresa grabado en la mente de cualquiera que haya visto el vídeo.
  3. No des más información de la necesaria. Resalta en tu vídeo corporativo aquellos elementos claves de tu empresa y deja pequeñas dudas en él, para que el que quiera saber más sobre vuestro negocio tenga que contactar con vosotros. La duración ideal del vídeo no debe exceder de los cinco minutos, ya que la atención a tu vídeo se reducirá drásticamente pasado ese tiempo.
  4. Utiliza la fuerza de la música y el vídeo. Estos tres elementos deben estar conectados y ayudarse unos a otros, ya que una mala elección de la música, baja calidad de la fotografía o un locutor poco profesional podría arruinar el vídeo.
  5. Trabaja con profesionales. Si no eres un hacha trabajando con herramientas de edición de vídeo, necesitas ayuda profesional. Puede que para un vídeo que vayas a compartir en redes sociales o algo sin demasiada importancia no necesites gastarte dinero en crearlo, pero en tu vídeo corporativo debes volcar todas tus armas y hacer de él un vídeo excepcional.

Os dejamos con un vídeo corporativo de Johnnie Walker que, a pesar de hacer pasado varios años, se sigue manteniendo como el referente de los vídeos corporativos. Sólo se incumple una regla: excede los 5 minutos de duración. Cuando lo veas, piensa si ese minuto ha sido demasiado o ha culminado el vídeo de la mejor manera.

Elige el tipo de vídeo corporativo acorde a tu empresa

Las empresas y marcas buscan crear un vínculo especial con su cliente y una de las mejores formas para realizarlo es a través de contenidos que sean capaces de emocionar, impactar e incluso seducir tanto a clientes como potenciales usuarios. Entre esos contenidos sin duda el vídeo es la principal herramienta para acercarse más al público y hacer que se produzca un feedback por su parte.

El vídeo es uno de los contenidos más efectivos ya que las estrategias de comunicación en vídeo aumentan las visualizaciones de página y el tiempo que el usuario pasa en ellas, además de mejorar la posición de la web en los buscadores.

Dependiendo del objetivo que se haya propuesto tu empresa o que quieras transmitir hay un tipo de contenido audiovisual que cumplirá las expectativas.

Si no sabes cuál es el idóneo para ti, siempre puedes contar con la ayuda profesional, que te aconsejará según los objetivos que te hayas marcado dentro de tu empresa o incluso producir el propio vídeo.

¿Qué tipo de vídeos podemos encontrar?

  • Testimoniales: Utilizados para dar seguridad y confianza a nuevos clientes. Consisten en que antiguos usuarios narran en primera persona sus experiencias con la marca, empresa o producto.
  • Introductorios a nuevos productos o servicios: Como bien indica su nombre es el que se realiza para presentar un servicio o producto nuevo de la empresa. Se suele usar antes de que el producto comience a comercializarse para causar curiosidad y expectación. Asimismo, se puede complementar con uno más completo, una vez ya presentado.
  • Tutoriales: Es el vídeo explicativo que más se suele usar para exponer el funcionamiento de diversas cosas como por ejemplo un servicio online o un programa informático. Es el audiovisual más sencillo cuando queremos que nuestros clientes entiendan un producto y/o servicio nuestro o relacionado con nosotros.
  • Formación: Este vídeo tiene dos públicos diferenciados según el vídeo de formación que realicemos: interno o externo. Los vídeos formativos suelen ser usados para explicar el funcionamiento de procesos o servicios de la empresa, como por ejemplo cuando una compañía alimenticia quiere exponer cómo se elaboran sus productos cumpliendo con la normativa vigente. Así, puede estar dirigido al público externo (usuarios finales del producto), como al interno (trabajadores, accionistas, etc).
  • Informativos: Suele crearse para complementar la información ya existente, para hacerla más amena y comprensible. Suele ser un vídeo corto que nos ayuda a comprender mejor la información que la empresa y/o producto transmite.
  • Publicitarios: Se realizan con el objetivo de poder exponer de forma más extensa las características del producto y/o servicio. Es muy fácil de compartir y viralizar ya que lo podemos encriptar en nuestra propia web, en banners, etc. Los vídeos publicitarios son los ideales cuando el propósito principal es vender este producto y/o servicio.
  • Demostrativos: Son muy parecidos a los tutoriales pero con mayor hincapié en los beneficios del producto y/o servicio; es decir, no se explica el funcionamiento en sí sino sus consecuencias y productividad.
  • Vídeo Catálogo: Es un vídeo en el que se realiza un catálogo de productos y sus características de forma amplia. Muy atractivo y con hilos narrativos que pueden recordar a los videoclips a la hora de contar historias. Puede presentar gran interactividad al mezclarse con el catálogo offline ya que se puede incluir en él a través de un simple código QR, por ejemplo.
  • De imagen: Es un vídeo en el que se narra desde el nacimiento de la compañía, su evolución, logros, procesos e instalaciones, así como se pone en valor sus trabajadores y ambiente laboral. Son vídeos que buscan conseguir una buena imagen de su empresa realzando una fuerte cultura corporativa y creando el orgullo de pertenencia entre el capital humano que la conforma.
  • Reclutamiento: Este tipo de vídeo es el ideal cuando se busca incorporar nuevos trabajadores. Una de las acciones más atractivas para poder captarlos es un atractivo vídeo en el que se muestren testimonios de trabajadores explicando la experiencia de pertenecer a la corporación; enseñar las instalaciones, sedes, productos, etc.

Ventajas de un vídeo corporativo

Muchas empresas aún no saben sacar el máximo partido a su negocio y menos a los tipos de medios que pueden difundir sus servicios. Internet es una poderosa herramienta de la cual las nuevas empresas saben sacar su máximo partido, pero por parte de las más antiguas, quizá por temor a lo desconocido, aún no han sabido trabajar y actualmente están perdiendo una gran cantidad de clientes por no saber hacer uso de ella. ¿Cómo pueden las empresas aprovechar el tirón de Internet?

La respuesta es sencilla: la realización de un vídeo corporativo. El vídeo es un formato atractivo, más personal que el texto de una web, más cercano al público y mucho más fácil de compartir y viralizar. ¿Qué ventajas nos brinda el vídeo corporativo en nuestra empresa?:

  1. El 70% de los usuarios prefiere los contenidos audiovisuales a los textuales debido a que resultan mucho más amenos que la lectura del texto.
  2. Múltiples usuarios realizan búsquedas de información a través de formatos audiovisuales, por lo que un buen vídeo puede convertirse en un gran aliado para que nos encuentren a través de este canal.
  3. Los principales buscadores(especialmente Google), aportan valor añadido a aquellas páginas web que contienen vídeos. De hecho un vídeo aumenta las posibilidades de aparecer en las primeras posiciones de búsqueda en un 50%.
  4. YouTube es una de las plataformas de vídeo más utilizadas y puede proporcionarnos una amplia red de visitas hacia nuestro portal (el 40% del tráfico mundial procede de algún vídeo) además de contribuir a la mejora del posicionamiento.
  5. A través de un vídeo los productos y servicios pueden apreciarse de forma real, con todo tipo de detalles, algo que suele gustar al público, pues un 85% de los usuarios que visualizan un vídeo terminan comprando los productos o contratando los servicios mostrados.
  6. Un vídeo proporciona a una página web más tiempo durante cada visita, al convertirse en un elemento atractivo que solemos visionar hasta el final.
  7. Los vídeos pueden utilizarse a través de múltiples recursos: web, email marketing, redes sociales… logrando visitas y creando difusión.

Mejorar la imagen de empresa gracias a tu vídeo corporativo

El vídeo corporativo, además de ser una vía de entrada a públicos y mercados, podemos sacarle partido en forma de “solución”. Y con ello nos referimos a la situación provocada por un problema interno o externo a la empresa el cual queremos disolver lo antes posible con la anteriormente citada solución.

Dependiendo del tipo de dilema al que nos enfrentemos, el uso del vídeo corporativo puede ser de gran ayuda. Por ejemplo, en el caso de haber cometido un error por nuestra parte empresarial o incluso por haber sido parte de un asunto más grave en el que estamos implicados, aunque sea una mínima parte, debemos dar explicaciones a nuestro público. Es necesario que las personas que confían en nuestros productos o servicios puedan seguir confiando en nosotros. Y aún siendo partícipes del asunto en cuestión o no, es de inmensa importancia que las personas vean el espíritu transparente de la empresa.

En el vídeo pueden incluirse las medidas oportunas que se van a tomar desde ese momento, una explicación breve de lo que ha ocurrido… son infinitos los temas que se pueden tratar. Pero el objetivo del vídeo es poder aclarar un asunto que actualmente ha puesto en duda la imagen de nuestra empresa.

Como no, el uso del vídeo corporativo para mejorar la imagen de la empresa también puede tener un fin como el de aumentar la parte positiva de ella. Fomentando los aspectos que están siendo fructíferos en la producción, aumentar las ramas de mercado, realizar colaboraciones con otras empresas del sector, etc. Toda acción que sea en beneficio de la empresa y del cliente siempre es bienvenida, y más si se es explicada con detalle en un vídeo corporativo profesional.

¿Puedo promocionar mi empresa con mi vídeo corporativo?

No sólo puedes promocionar tu empresa haciendo uso de un vídeo corporativo, de hecho, es que ya deberías estar haciéndolo pues estás perdiendo una gran oportunidad para hacer que tu negocio destaque entre la feroz competencia, dar una mayor visibilidad a tu empresa y, en definitiva, captar nuevos clientes y aumentas tus ventas y tus beneficios.

En la actual sociedad de la información y la comunicación en la que prácticamente todos los ciudadanos llevamos con nosotros durante las veinticuatro horas del día un smartphone y estamos conectados a internet a través de él, las producciones audiovisuales han demostrado ser la herramienta más eficaz de marketing y publicidad.

Internet es el primer lugar al que acude la inmensa mayoría de usuarios cuando necesita resolver dudas, busca asesoramiento o desea conocer un nuevo producto o servicio, y entre todos esos cientos de miles de usuarios, se encuentran no sólo tus actuales clientes, si no también, aquellos que podrían llegar a serlo si les das la oportunidad de conocerte.

Por otro lado, el formato vídeo es mucho más directo y eficaz, permite comunicar en apenas un minuto el mismo mensaje para el cual necesitarías tres páginas de texto, un texto que, por cierto, los usuarios ya no están dispuestos a leer.

Así, si unimos la gran variedad de vídeos corporativos que puedes realizar (promocionales, de testimonios, tutoriales, industriales, etcétera) a los diferentes medios que tienes a tu disposición (blog, página web, redes sociales, YouTube, etcétera), tu vídeo corporativo llegará a más personas, muchas de las cuales, a su vez, también lo difundirán, llegando incluso a convertirse en un contenido viral que dará la vuelta al mundo saltando de dispositivo en dispositivo, de usuario en usuario, de cliente en cliente.

El vídeo corporativo es la herramienta más adecuada para promocionar tu empresa y además, ahora son muy asequibles desde una perspectiva económica. No lo pienses más y ponte en manos de profesionales que hagan crecer tu negocio como nunca antes imaginaste.