Videos animados para empresas y start up

videos de dibujos animados

Con el paso de los años y de las décadas, hemos ido cambiando nuestra forma de comunicarnos y relacionarnos, e incluso de comprar y de informarnos. Por ejemplo, a la hora de comprar en esta época tan digitalizada, cada vez gana más fuerza el contenido online. La publicidad nos llega por internet o redes sociales y las empresas cada vez están más presentes en la red. De hecho este año un alto porcentaje de las compras que se han hecho, han sido online.

En lo que tiene que ver con la comunicación, las cosas también han cambiado mucho, ya nadie tiene tiempo de sentarse a leer el periódico y con la aparición de las nuevas plataformas de vídeo, tampoco de ver anuncios. Quieren que la información les llegue de una forma rápida y directa.

Incluso la forma de hacer presentaciones en el trabajo o en clase ha ido cambiando. Ahora se ha comprobado que la mejor forma de aprender, de recordar conceptos y de entenderlos es usando los medios audiovisuales.

Por eso, si tienes una empresa, ya sea que quieras hacerte más visible o promocionar un producto en concreto, o quieres realizar una presentación de forma llamativa y atractiva, lo más importante es saber llegar a tus clientes o tu audiencia y adaptarte a sus necesidades específicas. Para ello, los medios visuales se han convertido en una herramienta muy valiosa para explicar ideas y mantener la atención de nuestro público hasta el final. Y un método perfecto para conseguirlo son los vídeos animados o motion graphics.

¿QUÉ SON LOS VÍDEOS ANIMADOS?

Un vídeo animado, también conocido como motion graphics, es una técnica digital que combina palabras, imágenes y sonidos. Es decir una animación o imagen multimedia en movimiento. Normalmente son videos en 2D, aunque a veces también podemos encontrarla en 3d, que se usa para transmitir información de una forma rápida y original. Así podrás crear verdaderas obras de arte que atrapen a tu audiencia y te hagan único en tu sector.

Tarifas vídeos de animación

¿CUÁL ES SU ORIGEN?

Fue a partir del año 1800 cuando empezaron a usarse algunas técnicas de animación y vídeo muy básicas que, de alguna forma, podría considerarse motion graphics. Se combinaban imágenes con algunos vídeos y a veces, incluso, durante la presentación había alguien colocado al lado con un micrófono, que se encargaba de la narración o los efectos de sonido. Claro, debido a las limitaciones tecnológicas de la época, no podemos considerarlo videos animados tal y como los conocemos hoy. Estos aparecieron realmente a partir de la década de 1960.

En ese año fue cuando, John Whitney en colaboración con Saul Bass, crearon los títulos de la película Vértigo usando esta técnica y fue el mismo Whitney quien acuñó el termino motion graphics. Esta herramienta se extendió por todo el mundo con el paso de los años y fue cobrando popularidad; aunque a España tardó un poco más en llegar.

¿QUÉ TÉCNICAS SE USAN EN LOS VÍDEOS ANIMADOS?

 Dependiendo de la imagen que queramos transmitir, del objetivo que tenemos al crear estos vídeos o del público al que va dirigido, tenemos varias herramientas muy útiles y visuales que podemos usar en la realización de motion graphics. Éstas son algunas de ellas:

  • Pizarra– Dónde podremos contar nuestra historia o nuestro mensaje mientras una mano va dibujando las escenas en una base blanca y una voz en off narra la historia. Esta técnica es muy animada y hace que tenga una buena velocidad la narrar la información.
  • Cut-out- Es una técnica donde se usan personajes y elementos creados con recortes de cartulina, papel o tela y después se les da movimiento, creando así una escena. Lo más parecido a una marioneta, digitalmente hablando.
  • Stop Motion- En este caso, la técnica consiste en crear una imagen foto a foto, o fotograma a fotograma y así se consigue el movimiento. Como los dibujaros que todos veíamos de pequeños, incluso hoy en día todavía se sigue usando esa técnica en el cine.
  • Time Lapse- Gracias a esta técnica podrás mostrar un proceso muy largo, en pocos segundos de vídeo, por ejemplo si quieres mostrar cómo elaboras cierto producto, o la forma de trabajar de tu empresa. Consiste en una cámara fija grabando durante un periodo de tiempo bastante largo algo en concreto, que después se acelera para mostrarlo de forma rápida y amena. Se usa sobre todo para captar escenas y movimientos que, generalmente, son imperceptibles al ojo humano pero que al verse a cámara rápida podemos apreciarlo.
  • Imagen real- También puedes grabar escenas reales e incluirlas en tu video animado, combinándolas con imágenes o texto. Esta técnica puede combinarse con algunas de las anteriores.

Claro, con tantas técnicas y tantas posibilidades a tu alcance, puede que te preguntes cómo se diseñan estos videos. Pues hay dos formas en concreto de conseguirlo.

MOTION GRAPHICS A MEDIDA

Un animador o ilustrador, después de tener claro que es lo que buscas, crea un diseño personalizado exclusivamente para ti, basándose en tu imagen de empresa, en tu mensaje y en tu público.

Este método es muy práctico, porque así no presentarás un vídeo genérico muy parecido a los demás, si no que tu audiencia realmente podrá ver tu marca reflejada en el mensaje, te conocerá más y se sentirá más cerca de tu negocio y de lo que ofreces. Además, lo que haya en el vídeo será exclusivamente lo que tu has pedido. Es una forma original, de darte a conocer.

PLANTILLAS

Otra opción que tienes disponible, es usar plantillas ya predefinidas y adaptarlas a ti y a tu marca. Dependiendo la técnica que queramos utilizar existen varias plantillas que podemos ir personalizando hasta cierto punto. Creando avatares predefinidos, a los que podemos añadirles elementos que lo personalicen.

Aunque puede parecer un poco menos personal, este método es muy practico ya que el tiempo de realización del motion graphics es mucho menor, pues la mayor parte del trabajo ya está hecho, además el coste también se reduce al no necesitar un ilustrador en este caso. Solo un buen equipo que lleve a cabo el proyecto.

 

¿POR QUÉ SON TAN EFICACES?

Como ya hemos explicado al principio, la forma en la que nos llega la información ha ido cambiado mucho en este tiempo. Cada vez leemos menos y nuestro cerebro está mas acostumbrado a recibir información visual e incluso, si vamos más allá, nos llega mejor la información cuando es en vídeo que cuando es en imágenes y eso es porque el movimiento atrae nuestra atención, ayuda a que nuestro cerebro no se disperse pensando en otras cosas porque el vídeo que tenemos frente a nosotros cambia constantemente y tenemos que estar atentos a lo que está pasando.

Además hace que la información sea más atractiva para todo tipo de público, y al ser tan visual consigue de una forma impresionante, que la información sea accesible para todos, ya sean pequeños o adultos. Puede que, por ejemplo, tengamos que explicar un concepto algo difícil de entender para nuestro público, pero al usar imágenes, incluso en modo esquemático podremos explicarlo de una forma sencilla y clara.

Un extra de estos vídeos son los sonidos, en especial la música. Esta, despierta los sentimientos de los espectadores y les motiva a actuar. Por ejemplo, una música animada y alegre puede animarlos a contratar un servicio. O un sonido agradable y tranquilo, puede tocar su lado sensible y hacerles ver que tu negocio los entiende y que sientan la empatía que quieres transmitirle.

En resumen, ahora la información es tanta que puede incluso abrumar y el mercado está lleno de ofertas y de publicidad de diferentes empresas. Los vídeos motion graphics te ayudarán a destacar sobre todas las demás, a tener más visibilidad en la red y a que tu público te conozca mejor, así llegarás a ellos de una forma impactante que seguro no podrán olvidar.

Ahora que conoces todas las ventajas y todos los extras que pueden aportar los vídeos animados a tu negocio, seguramente por tu cabeza estarán pasando mil ideas que puedes incluir en tu motion graphics y estarás pensando en todos los beneficios que te puede aportar.

Llevarlo a cabo puede parecer intimidante, pero no te preocupes, todo tiene solución y lo tienes al alcance de tu mano.

Solo tienes que buscar motion graphics en Madrid, y en todo el catálogo podrás encontrar el formato, el estilo y el diseño que más te convenga siempre con las mejores tarifas en videos animados.

Es importante encontrar un buen equipo de profesionales, que sepa entenderte, que sepa exactamente lo que necesitas y que cuente con las herramientas y las ideas necesarias para que pueda desarrollarlo, sin que tu tengas que preocuparte.

Existen diferentes tarifas de motion graphics, dependiendo de lo que busques; si quieres que un ilustrador o un animador lo diseñen específicamente para ti o, por el contrario, prefieres utilizar una plantilla, la duración que te gustaría que tuviera el vídeo, elementos adicionales que quieras añadirle o la técnica o técnicas que quieras utilizar.

Sea como sea, conseguirás lo que estás buscando presentación o para tu negocio.