Creación de Vídeos Animados

Estamos acostumbrados a ver vídeos animados en la televisión, en internet y también hemos en algunas series o películas. Pero, ¿sabemos realmente la complejidad que requiere su desarrollo? Vamos a contaros los 4 pasos para crear vídeos animados.

  1. Planificación y diseño de la idea: Escribe tus objetivos

Un video animado conlleva un tiempo de reflexión previo, donde necesitamos poner de nuestra parte la máxima creatividad posible. Por supuesto que tendremos que poner en papel todas esas ideas, a las que iremos dando una estructura poco a poco. Es posible que lo tengamos todo en la mente y queramos ir corriendo a diseñar objetos y guión, pero es mejor dejar finalizado un paso antes de seguir al siguiente. Necesitamos que nuestra historia tenga una estructura lógica y fácil de entender.

Seguramente tengas claro lo que quieres conseguir, pero es mejor plasmar por escrito si tu objetivo es explicar un concepto nuevo para alguien, las características de tu producto o servicio. Y si puedes concretarlo más, mucho mejor, porque el mensaje estará pensado y enfocado para alcanzar ese objetivo. ¿Qué es lo que debemos preguntarnos en este paso para poder crear nuestra estructura? Tenemos que tener claro nuestro objetivo, qué debe pensar la persona que lo esté viendo, quién es esa persona y cómo es, qué beneficio voy a conseguir con él, qué elementos interesantes deben encontrar en el vídeo, en qué formato y dispositivos van a reproducirlo. Estas preguntas y algunas más son las claves que te darán la fórmula del éxito de tu vídeo animado.

  1. ¿A quién te diriges?

¿Tienes claro a quién va dirigido tu público? Debes ser lo más concreto posible, si intentas hacer un vídeo generalizado para todo el mundo no conseguirás los mismos resultados que si intentas afinar en tu target. Lo más fácil en este paso es hacerse preguntas como estas: ¿Te diriges a gente que te conoce un poco, mucho, o nada? ¿Son jóvenes? ¿Mujeres u hombres? ¿Conocen algo sobre lo que vas a tratar? ¿Qué lenguaje es el adecuado para dirigirte a ellos? Recopila estos datos antes de ponerte manos a la obra con el diseño. Y cuando los tengas pregúntate por qué has elegido ese público y no otro. Si tienes varios grupos potentes a los que te quieres dirigir con un vídeo animado, puedes hacer otra versión del vídeo dirigido a esa audiencia.

Lo importante es priorizar quién queremos que lo vea antes, y posteriormente iremos impactando en otros grupos de personas que nos interesen.

Presupuesto vídeo de animación

  1. Escribe el contenido del vídeo animado

Cuando ya tengas claro qué quieres conseguir con el vídeo y a quién te diriges, el siguiente paso es escribir el contenido que logrará ese objetivo. Debes decidir si necesitarás una voz en off (locución) que te ayuda a conseguirlo, normalmente este recurso ayuda a que el mensaje se quede más retenido.

Un consejo es leer en voz alta el guión de nuestro vídeo, para así poder calcular el tiempo y la cantidad de texto que necesitamos. No debe ser muy largo, ya que las personas tendemos a perder el interés con facilidad. Una extensión recomendable sería de dos minutos.

  1. Guión gráfico

Una vez listo el guión que va a ser escrito o narrado, pasaremos al guión visual. Esta parte es compleja puesto que debemos crear personajes, dibujos y objetivos importantes desde cero. Y no sólo eso, deberemos organizar las escenas y qué elementos van a ir colocados en cada lugar de la misma. Es posible que durante este proceso el guión gráfico afecte al guión de texto, ya que se nos ocurrirán cosas nuevas y otras ya no encajarán con las imágenes. No importa si cambiamos el texto, es el momento de hacer los cambios pertinentes y cerrar el guión definitivo para proceder a su desarrollo.

Es muy útil dibujar en papel el orden de las escenas y los elementos que la conforman, incluyendo las animaciones de cada uno de ellos. Hacer estos pasos detenidamente nos ahorrará mucho tiempo de edición en el programa para crear vídeos animados.

Una vez tenemos el guión definitivo del vídeo animado, procederemos a usar nuestra herramienta de edición para crear el vídeo. Esta tarea es la más larga y técnica, puede que incluso en ella surjan imprevistos y cambios de última hora.

Recomendamos adaptar el vídeo a múltiples formatos para poder darle la mayor difusión en todos los canales que podamos.